martes, 16 de febrero de 2016

Botellón y ¿Cultura?. Carta abierta al concejal de Cultura de Oviedo, Roberto Sánchez.



Estimado concejal Roberto Sánchez Ramos​, igual que hace poco aplaudí en tu propio muro de facebook varias propuestas culturales para Oviedo, ahora tengo que mostrar mi desconsuelo respecto al botellón y su elevación a la categoría de "costumbre cultural". 

¿Cómo definimos "costumbre"?, ¿cómo definimos "cultural"?, ¿qué es una "costumbre cultural"?. 

Hace unas semanas, desde el consistorio se advirtió que no se cederían los balcones del Ayuntamiento para nada relacionado con la Semana Santa, pues se entiende que sólo deben utilizarse en actos organizados por el propio consistorio. Me parece bien que las creencias, que son algo del ámbito privado, nada tengan que ver con lo público, pero... ¿la Semana Santa no tiene más "historia" que el botellón?, siendo así ¿no la incluimos dentro del término "costumbre"?; la Semana Santa, al margen de lo religioso ¿no tiene nada de "cultural"?, incluso ¿no mueve la actividad turística y hostelera/hotelera?.

Ese espectáculo abominable que para mí son las "corridas de toros", ¿no tienen más "historia" que el botellón y por tanto no debería incluirse dentro del término "costumbre"?; ¿es que las corridas de toros -pese a lo aberrante- no tienen nada de "cultural" en nuestro país?, incluso ¿no mueven también la actividad turística y hostelera/hotelera?.

Pues si se prohiben las corridas de toros y el uso del balcón consistorial en la Semana Santa, independientemente de sus tintes correspondientes ¿por qué se permite el botellón como excepción en las ordenanzas municipales contra el consumo de bebidas en la vía pública, y como "competencia desleal" a los hosteleros?. Y para mayor bochorno, ¿cómo se puede elevar a la categoría de "costumbre cultural" una actividad con muy poco tiempo de existencia y que de cultural tiene lo mismo en que se parece un huevo a una castaña?.

Lo que apuntas como un éxito de que no se ha dado ningún coma etílico suena igual que cuando desde el Ministerio del Interior o las Delegaciones del Gobierno aparecen en los Medios intentando hacernos creer que la criminalidad, los robos y asaltos verdaderamente han descendido durante la crisis. A ver si es que ahora va a resultar que el "botellón", además de "costumbre cultural" vamos a tener que incluirlo en el currículum educativo como asignatura troncal. 



El botellón, además de dificultar la diferenciación entre mayores y menores de edad (recordemos que éstos últimos no tienen permitida la ingesta de alcohol por motivos de salud) molesta al ciudadano porque genera suciedad, ruidos y altercados, y molesta al hostelero porque permite la competencia desleal con el visto bueno de la administración que recauda sus impuestos. A los únicos que no molesta son al gobernante que va de "guay" y al que bebe. Los demás (independientemente de ideologías y color de voto) pasamos directamente a la categoría carca-fascista-represora. 



No cabe duda de que los jóvenes se ahorran mucho dinero en el botellón frente al mismo consumo en locales de hostelería (por cierto, no estaría de más que a los chavales se les enseñara que no te puedes gastar más de lo que tienes, y que si tienes para una copa y no para cuatro no se acaba el mundo), pero lo verdaderamente dramático es que persistamos en el error de una Educación equivocada y en que no exista la capacidad de convencerles que beber alcohol no va intrínsecamente unido a diversión, a ocio, a "Cultura". ¿Es que no se les pueden realizar otras ofertas culturales?. ¿Es que los jóvenes, por el mero hecho de serlo, están exentos de cumplir la legislación?. 



Permitir que esta "actividad" se extienda en el tiempo y -entonces sí- se convierta en costumbre es un error, parecido (en otros términos) al de la mal llamada "fiesta nacional", y calificarlo de "cultural" supone colocar injustamente al mundo de la Cultura al nivel de los estercoleros. 

Estamos a tiempo de pararlo, pero para eso el gobernante tiene que pasar de ser "guay" a ser "responsable"... salvo que entienda, claro está, que la gente está mejor así que adquiriendo criterios con los que pudiera llegar a formarse "peligrosas" opiniones propias.










lunes, 8 de febrero de 2016

Resines y la Academia del Cine viven en una película



El cine español sigue teniendo, de momento, mala solución, porque sus dirigentes se empeñan en vivir en un mundo que ya no existe.

D. Antonio Resines, a la sazón presidente de la Academia española del Cine, se vanagloria de no tener ni ordenador y echa de menos y defiende a los videoclubes, y afirma públicamente sin rubor que los españoles nos descargamos "ilegalmente" 1.900 películas ¡al minuto!... Y así le va a nuestro cine.

El sr. Resines debería rodearse de mejores asesores. Ni todo el que tiene un ordenador es un delincuente en potencia, ni los videoclubes tienen opciones hoy al haber evolucionado el soporte y los dispositivos de reproducción (y la forma de consumo), ni es razonable que en este país se descargue ilegalmente tal barbaridad de películas, muy por encima de otros países con muchísima más población y que, por cierto, equivaldría en 2015 a ¡unos mil millones de descargas!. Y es que alguien debería decirle al sr. Resines que el internauta no es su enemigo, sino su aliado, su público, al que por cierto llevan años insultando.

Alguien debería decirle al sr. Resines que, precisamente lo que debe hacer es favorecer que todo el mundo pueda tener -por precio razonable- acceso a cuantos canales sean necesarios para poder consumir cuando uno quiera, y no tener que esperar a cuando unos pocos les apetezca. Alguien debería decirle que el cine no es sólo proyección en sala comercial, que ya existen numerosos canales "legales" para el consumo del cine. Pero el sr. Resines no lo sabe, ni sus asesores tampoco.

Alguien debería contarle que el pirateo no es el problema, sino la falta de actualización para favorecer los canales de circulación del producto cinematográfico.

La Academia debe dar paso a gente que viva en el mundo de hoy, porque mientras lo sigan dirigiendo "dinosaurios" que sólo miran fotos de tiempos remotos, seguirán perdiendo un terreno vital para el cine español.

Acusar de los males del cine español al IVA (sí, es cierto que es un despropósito mantener ese IVA cultural) y al pirateo es un error. Como error es el de los actores que, año tras año, funcionan como correa de transmisión de ese mensaje equivocado, y que además convierten la gala del cine español en un aburrido evento con tintes politizados. Alguien debería decirles a los actores españoles que el cine va dirigido a todos, y la gala también, pero ellos se empeñan en que parezca que la gala es de ellos y dirigida sólo a ellos.

Y el verdadero drama del actor español no está ni en el IVA cultural (aún siendo importante) ni en el pirateo, sino en la dramática situación que -independientemente del color político del gobierno de turno- están atravesando como "trabajadores" maltratados, algo de lo que la mayor parte de la gente desconoce, porque de ello no hablan y que sí es algo que todo el mundo debería conocer: la dramática situación del actor que no puede jubilarse, y la de la mayoría de actores que permanecen casi continuamente en paro, aunque muchos de ellos aparecen en la alfombra roja con vestidos de marca prestados para la ocasión, en otro ejercicio de ficción. 

Por tanto, para la salud del cine español, nada mejor que un viaje hacia el siglo XXI en el que estamos. Pero para la salud de la Cultura, tanto el sr. Resines, como sus acólitos y todos los gestores políticos deberían escuchar testimonios como el de Rosario Pardo para focalizar bien cuál es el verdadero problema de los profesionales: http://www.ondacero.es/programas/te-doy-mi-palabra/audios-podcast/entrevistas/rosario-pardo-hay-que-educar-a-la-gente-porque-los-politicos-son-un-resultado-de-la-educacion-espanola_2016020656b5c8834beb28fff7ccad4a.html 










domingo, 1 de febrero de 2015

Colunga: frío en las clases, pueblos sin saneamientos largamente prometidos... pero todos tan contentos.



El colegio de Colunga parece (he leído a algunas madres afirmándolo estos días) que lleva arrastrando este problema del frío en algunas de sus aulas durante una década (y esa es sólo una de las actuaciones que el colegio necesita). 

Yo no he visto estos días camisetas verdes por la "Educación Pública" reclamando solución para ese problema. De hecho, cuando se dan estas circunstancias, me pregunto qué cosas concretas, que afecten DIRECTAMENTE a los niños, reclaman esos manifestantes cuando van a determinadas movilizaciones que, por cierto, SÓLO se realizan cuando suena la corneta de turno porque a algunos les interesa agitar las calles. Yo ahora miro y no veo a ninguno. 

Clave: la Asociación de Padres no funciona. 

Lue lleva 15 años escuchando promesas de realización del saneamiento. A día de hoy las aguas fecales siguen pasando por la carretera del pueblo. 

Clave: la Asociación de Vecinos no funciona. 

El Ayuntamiento necesitaba una reforma total y ésta se ha hecho para tener unas instalaciones cómodas y adecuadas para los trabajadores y ciudadanos. 

Clave: ¿?

Adivinanza: ¿qué es lo que se necesita para conseguir las cosas?. Respuesta: Unidad de acción. Cuando ésta no existe, las cosas no se hacen. Por eso siempre hay gente interesada en que no haya cambios, en que no exista unidad y así, por tanto, que no se hagan las cosas. Todos sabemos que trabajar en exceso es malo. 

Y así nos va en todo. Pero como reza el dicho: el que por su gusto corre, jamás de la vida cansa.




lunes, 29 de diciembre de 2014

¿Windows no reconoce tu disco duro externo USB?


Llevas un tiempo usando sin problema un disco duro externo USB en Windows. De repente dejas de poder trabajar con él. Tienes datos más o menos importantes. Si tienes copia de seguridad -como deberías- los quebraderos de cabeza se minimizan. Si no, te pones a temblar. En cualquier caso, temes que te puedas quedar sin disco duro externo y además entras en modo competición con Windows.

Si es tu caso y llevas tiempo buscando solución y no encuentras, probablemente estás de enhorabuena al llegar aquí. Con poca actividad en el blog estos meses (en esta vida hay que priorizar siempre) qué mejor que volver con algo que a mí me ha llevado bastantes horas (en varios intentos, varios días) descifrar y que creo que le resultará muy útil a mucha gente.

Un disco duro externo USB dejó de resultarme operativo tras la actualización del portátil habitual de uso a Windows 8.1. En otros equipos, p ej. con Windows XP seguía funcionando tan normal. O sea, el dispositivo funcionaba, pero Windows 8.1 había dejado de reconocer la unidad. Ésta se encendía, pero no aparecía reconocida como dispositivo entre los componentes del equipo, ni en la Administración de dispositivos, ni en ninguna parte. 

En mi caso concreto, el problema era de los más extraños, así que tuve que seguir todos los pasos, que, a ti, si has llegado hasta aquí, te invito igualmente a seguir.


Pasos y procedimientos a seguir:

Lo primero es saber si el dispositivo "funciona". Es lo lógico: comenzar por las obviedades, para ir descartando opciones. 

Descartar problema de alimentación y de funcionamiento real: Si se trata de un disco duro de 3,5 conectado a la red hay que comprobar que la alimentación eléctrica llega correctamente, para lo cual hay que verificar que está enchufado o si hay problema incluso en el enchufe o regleta. Si el disco es de 2,5 alimentado directamente por el propio puerto USB hay que verificar que el puerto esté bien, con lo cual hay que probar que el puerto funcione con otros dispositivos, y que el dispositivo afectado funcione o no en otro puerto USB diferente (incluso en otro ordenador diferente). En ocasiones el problema viene de los pines o el conector, pero no es lo habitual. Si fuera así, el problema se reproduciría con otros dispositivos, no solo con uno, y la solución pasaría por el servicio técnico.

En ocasiones incluso el fallo puede deberse al cable USB, así que hay que probar el dispositivo con otro cable.

Otra posibilidad es que ese disco duro externo no sea compatible con Windows 8. Verifícalo en su caja, instrucciones o web del fabricante. En mi caso, el disco funcionaba con Windows 8 hasta que actualicé a 8.1, por tanto descarté la incompatibilidad.


Una vez descartado el fallo técnico de alimentación o funcionamiento real nos ponemos en manos de Windows, que -entre otras cosas- para eso le pagamos la licencia ¿o no?. Se debe Ejecutar el solucionador de problemas de hardware (Panel de Control / Solucionador de problemas / Hardware y Sonido / "Hardware y Dispositivos"). Si suena la flauta y Windows te lo soluciona puedes estar satisfecho. Si no es el caso, hay que seguir mirando.



A continuación habría que comprobar si hay problema en los controladores y si se detecta el disco duro en el Administrador de dispositivos: Panel de Control / Controladores de bus serie universal, desplegar las Controladoras de bus serie universal y observar si alguna aparece con alguna señal de alerta. En ese caso intentar actualizarla.

Otra opción a tener en cuenta es la de desinstalar los drivers del disco duro y reiniciarlo para que Windows los reinstale de nuevo.

También se deben desplegar los dispositivos y controladores, y mirar si se detecta la unidad de disco externo. En caso afirmativo, se debe desinstalar, y a continuación reiniciar el equipo. Windows se ocuparía tras el reinicio de instalar de nuevo la unidad y los correspondientes controladores (si no, se deberían buscar en la web oficial del producto). Si éste era tu caso, lo habrás solucionado. 


Si no lo has solucionado, pero al menos tu caso es el de quienes ven en su bandeja que el dispositivo está conectado (o incluso la unidad aparece por algún lado, aunque no puedes hacer nada con ella) probablemente el problema esté originado por un conflicto en la asignación de la letra de la unidad (sí, a veces pasa): si varias unidades externas entran con la misma letra, el sistema podría hacerse un lío (no suele pasar, pero en ocasiones pasa). En estos casos la solución es sencilla, más o menos la que sigue (debes actuar con cuenta de Administrador): Panel de Control / Herramientas Administrativas / Administración de Equipos / Almacenamiento / Administración de Discos Ahí encontrarás tus discos duros conectados (normalmente serán un "Disco 0" los discos internos del equipo, o sea, C:/ que por defecto es el principal, también habrá un D:/ si hay una partición o el CD-Rom/DVD, también puede haber una partición para recuperación,... Y probablemente te encontrarás con un disco ("Disco 1" p ej) que será el que temías haber perdido y que habrá tenido conflicto con otra letra de unidad usada por otro/otros discos, que debería figurar también como "básico", y que deberás "renombrar" con la opción "Cambiar letra de la unidad".

La asignación de letra de unidad también se podría hacer mediante alguna aplicación, como el caso de la libre y gratuita SeeMe (http://seeme.cogit.net/) que identifica todos los volúmenes de disco extraíbles que tienen datos pero sin letra de unidad asignada (como los no reconocidos) que marcará como "elegibles" para proporcionarles una nueva letra de unidad.

Llegados a este punto, es probable que la mayoría de los que han venido a parar a esta entrada ya hayan solucionado su problema, pero habrá unos cuantos, como era mi caso, en los que todavía estarán preocupados, porque siguen sin solución, y además no consiguen ver por ninguna parte ese disco duro externo de las preocupaciones

Para la mayoría de casos que he visto, esa será la solución. Pero seguía si ser la mía, porque yo no veía reconocido por ninguna parte ese disco duro, por lo que no podía ni verlo, ni por tanto, desinstalar ni reinstalar.


Existe también la posibilidad de que el problema pueda estar en la configuración de suspensión selectiva de dispositivos USB: botón derecho sobre botón de Windows / Opciones de energía, clic sobre "Cambiar la configuración del plan" del método de energía seleccionado, y allí seleccionar "Cambiar la configuración avanzada de energía", donde habría que expandir la configuración de USB y Configuración de suspensión selectiva de USB, para pasar a "deshabilitar" tanto en "Con corriente alterna" como "Con batería" y Aplicar y Aceptar. A mí tampoco me sirvió.

En plena desesperación me dí cuenta de que si el dispositivo funcionaba, si el puerto estaba bien y si no había un aparente problema de controladores el problema estaba realmente "¡en que no se veía!". Obvio. Lo que está, pero no se ve, es porque ¡está oculto!. Pues la solución pasa por ¡hacer visible lo que está oculto!. 

En el Administrador de Dispositivos existe una pestaña "Ver" en la que se puede activar el "Mostrar dispositivos ocultos" PERO esa no es exactamente la solución, pues resulta que el Administrador de Dispositivos sólo muestra los dispositivos, controladores e impresoras que no son Plug and Play, con lo que los dispositivos que instala y no están conectados al equipo (como un dispositivo USB o dispositivos "fantasma") no se muestran incluso activando "Mostrar dispositivos ocultos". 

Y aquí está la solución: se crea un fichero de texto con el bloc de notas, con la siguiente instrucción:

@echo off
set devmgr_show_nonpresent_devices=1
cd %SystemRoot%\syst
start devmgmt.msc

Se guarda con la extensión ".bat" y se ejecuta


A continuación se abre el Administrador de Dispositivos (botón derecho sobre botón de Windows / Administrador de Dispositivos), se abre la ventana de Ejecutar (botón derecho sobre botón de Windows / Ejecutar, o tecla Windows + R) y se escribe el comando "devmgmt.msc" y ejecuta; y ahora sí, se activa en la ventana de Administración de dispositivos, pestaña Ver/Mostrar dispositivos ocultos... Et voilà! ¡ahí aparecen dispositivos USB fijados que no aparecen como instalados!. Se elimina el dispositivo en cuestión, se vuelve a conectar el disco duro externo USB problemático y a seguir funcionando con él.

Espero que os haya resultado de utilidad y ahorrado tiempo y disgustos.






sábado, 4 de octubre de 2014

El puente de la Llomba en el aletargado panorama cultural asturiano


Hace algo más de un año, entre diferentes vecinos de Lue, se decidió que podía ser interesante recuperar el puente altomedieval de la Llomba. La Asociación Vecinal lo asumió como propio. Se contactó con una arqueóloga y se comenzaron las acciones para conseguir los fondos necesarios. Las administraciones alegaron que no podían destinar fondos. Se emprendió una campaña de micromecenazgo por Internet para conseguir unos mínimos fondos mientras algunos vecinos se comprometían como mano de obra para los trabajos, y se apareció en los Medios, como por ejemplo se reflejaba aquí y aquí.  

Una parte del pequeño pueblo entendió que no resultaba interesante acometer ese proyecto, porque hay otras prioridades. Finalmente, la dejadez de unos, la falta de interés de otros y el cierre del proyecto de crowdfunding anticipado, sin aviso y de forma unilateral por parte de la web, dejó la idea en suspenso, a la espera de nuevas posibilidades que todavía no aparecen. 

Poco después, y por razones que no vienen al caso, un servidor abandonó la Asociación. Desde entonces no se conoce actividad alguna de la misma (por cierto, en vísperas de elecciones, momento por excelencia para las solicitudes y exigencias a las administraciones correspondientes), se dejaron de actualizar las informaciones de su blog y redes sociales, y no se ha visto nada nuevo en el pueblo sobre todas esas prioridades que en teoría estaban por delante de la recuperación del puente de la Llomba .

Por tanto, ni puente ni nada. Y así, nos va. El retrato que Clarín hacía del Oviedo de hace dos siglos en su imaginada Vetusta de La Regenta, resulta totalmente traspolable a los Lue, Oviedo, Asturias y España de hoy en día: 

"La heroica ciudad dormía la siesta. El viento Sur, caliente y perezoso, empujaba las nubes blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el Norte. En las calles no había más ruido que el rumor estridente de los remolinos de polvo, trapos, pajas y papeles que iban de arroyo en arroyo, de acera en acera, de esquina en esquina revolando y persiguiéndose, como mariposas que se buscan y huyen y que el aire envuelve en sus pliegues invisibles. Cual turbas de pilluelos, aquellas migajas de la basura, aquellas sobras de todo se juntaban en un montón, parábanse como dormidas un momento y brincaban de nuevo sobresaltadas, dispersándose, trepando unas por las paredes hasta los cristales temblorosos de los faroles, otras hasta los carteles de papel mal pegado a las esquinas, y había pluma que llegaba a un tercer piso, y arenilla que se incrustaba para días, o para años, en la vidriera de un escaparate, agarrada a un plomo.

Vetusta, la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo, hacía la digestión del cocido y de la olla podrida, y descansaba oyendo entre sueños el monótono y familiar zumbido de la campana de coro, que retumbaba allá en lo alto de la esbelta torre en la Santa Basílica."

Y mientras por aquí no valoramos lo que tenemos (porque en realidad ni sabemos lo que tenemos) por ahí recogen la idea y hasta la presentan en Congresos en forma de ponencia, y se publica... y todavía hay gente que dice esos comentarios de "Es que vaya patrimonio cultural que tenéis por Asturias..., menuda suerte...". Sí, la suerte de que todavía quede algo en pie. 

Recuperar y mantener el legado histórico y cultural que nos han dejado, para poder traspasarlo a las siguientes generaciones, y su utilización como reclamo del turismo cultural que recibe la región es lo mínimo que las Administraciones deberían hacer. Mientras, fondos y fondos para edificaciones de dudosa necesidad y rentabilidad (salvo para algunos, seguramente).

Y es que no sabemos lo que tenemos, pero sí tenemos lo que nos merecemos.






viernes, 26 de septiembre de 2014

Las impresoras 3D también pueden producir llaves para realizar bumping en las cerraduras

Una llave maestra impresa en 3D capaz de abrir puertas sin forzarlas


Acabo de subir una interesante (por aquello que afecta a la seguridad de las puertas que todo el mundo tiene en su casa o negocio) entrada en Conocencia, el blog de DYSTEC sobre la producción de llaves para realizar bumping en las cerraduras mediante las nuevas impresoras 3D.

Podéis verla haciendo clic aquí.






miércoles, 14 de mayo de 2014

El aberrante derecho al olvido o cómo hacer avenirse a Google para tributar por estas tierras y que solo salga lo que a mi me guste.



El olvido tendrá que añadir un hueco para una nueva "acepción" en el diccionario de la RAE: 
derecho al ~.:

1. loc. verb. olvidar.
2. loc. verb. acción recaudatoria de las Administraciones Financieras Públicas europeas, sobre empresas de las que legalmente no consigue que tribute en las zonas que realmente trabaja, pero de las que espera compensación mediante sanciones.

El abogado coruñés, Mario Costeja, ha conseguido su ratito mundial de gloria, apoyado por una Administración europea que lleva tiempo intentando incarle el diente a Google para que tribute en cada territorio, en lugar de presentar pérdidas y llevarse su dinero a paraísos fiscales.

Según el abogado, todo viene  por una referencia en La Vanguardiaen 1998, cuando el diario insertó dos anuncios de una subasta de inmuebles relacionada con un embargo por deudas a la Seguridad Social, anuncio que posteriormente fue colgado en la edición 'online' del periódico, y en el que se mencionaba el nombre de Mario Costeja como propietario de estos inmuebles. En 2009 Corteja contactó con la editorial del periódico para quejarse porque, cuando introducía su nombre y apellidos en Google, aparecía la referencia a dichos anuncios, a pesar de que el embargo estaba solucionado y resuelto desde hacía años. La editorial alegó que no procedía la eliminación de esos datos puesto que el anuncio se había puesto por requerimiento del Ministerio de Trabajo e instó al usuario a contactar con Google para que eliminara esas referencias a su nombre.

Ahora, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), a petición de la Audiencia Nacional, sentencia que los buscadores (Google, no nos engañemos) son responsables de lo que aparezca indexado en sus bases de datos. 

El sr. Costeja debería saber que se le felicita por haber solucionado su problema fiscal en su pasado, y que si por alguna razón estuviéramos interesados en su persona, investigaríamos sobre el mismo (desde entonces y hasta la actualidad), sin necesidad de sus lamentos, y mucho menos de que se nos oculte esa información.

Esta sentencia es una aberración y un grave error que demuestra dos cosas: la primera, que quienes juzgan no tienen ni idea del tema que están juzgando, y segunda (y sin duda más importante), que con esto han encontrado la vía para presionar a empresas que, como el caso de Google, se amparan en lagunas legales para evadir impuestos hacia paraísos fiscales. De esta manera, o estas empresas se "avienen" o las van a freir a sanciones (compensatorias, sin duda).

Lo malo de todo esto, como siempre, son los "daños colaterales", que, como siempre también, pagaremos todos, porque con esta decisión se compromete el legítimo derecho de las personas a obtener información veraz sin filtros que la tamicen.

A nadie agrada que la Red ofrezca información sobre nosotros que no nos gusta, habiendo sido ésta publicada por error o directamente con mala intención. Los buscadores se limitan a buscar (indexar), y hay algo que no gusta, se debe acudir en primer lugar a la fuente que lo publica para reclamar su borrado y/o, en su caso, realizar la correspondiente denuncia.  

Si desde ahora, los buscadores deben ofrecer sólo lo que alguien decida que veamos, eso va a representar un atentado contra la libertad de expresión y al derecho al acceso a información, así como un paso más hacia el "Gran Hermano" del Ministerio de la Verdad de Orwell. Esto abre un peligroso sendero, el de que determinados Poderes, Instituciones, Empresas o Individuos, decidan que determinadas informaciones que les moleste, aparezca filtrada, de forma que solo podamos ver aquello que ellos quieran que veamos... o que directamente cambien a su antojo el pasado o la Historia, según les convenga. Será en ese momento cuando veamos qué derechos son los que se protege y de quiénes. ¿Quién va a decidir qué es lo que "tenemos/queremos" leer, sea anticuado o actualizado?

El verdadero problema no estará nunca en los buscadores, sino en las fuentes. Tú no eres esto o aquello porque lo diga Google, sino porque en su momento se publicó. Si has tenido problemas y los has solucionado, felicidades, pero no quedará más remedio que seamos quienes busquemos información sobre tí los que sepamos discernir sobre lo que aparece y situarlo en su contexto. No hacerlo así supone un verdadero problema para todos. 

En los Medios se escuchan ahora muchas voces que hablan también desde el desconocimiento. Muchos de los que hoy se alegran por esa resolución son los mismos que en otro momento claman por que se conozcan los nombres de los pederastas en su barrio.

Este "derecho al olvido" no obliga, sin embargo, a arrasar las hemerotecas y Archivos, recortando páginas con informaciones "desactualizadas" o que no nos gusten. No obliga a las videotecas de las cadenas televisivas a "editar" de continuo informaciones que no nos interesen. Obliga sólo al gigante tecnológico de Mountain View. 

El "pasado" de personas, instituciones, empresas,..., son "antecedentes" que hablan de todas ellas, y es el que lee y/o investiga, el que decide la relevancia que tienen, y nadie tiene derecho a negar el acceso a esa información, ni a mediatizar en la misma. El derecho al honor y la intimidad de la propia imagen está protegido en la Legislación vigente, sin necesidad de absurdas leyes que no ocultan más que un afán controlador y recaudatorio. Si una información es falsa, debe ser denunciada. Si una información no es falsa, eliminarla argumentando desactualización supone un verdadero acto de censura. 

Quienes legislan no tienen ni idea del jardín en el que se meten. Si alguien, por ejemplo, con apellido Hitler o Stalin, exige que se borren todas las referencias con esos nombres porque perjudican su imagen o su negocio ¿vamos a ocultar la Historia?. No se puede confundir la prescripción, la caducidad, la amnistía, o el cumplimiento de sanciones, con la negación de la Historia. 

Por tanto, y en resumen, si hay publicado algo falso, reclama a la fuente original y solicita su retirada. Si no lo hace, denuncia. Cuando la fuente original lo retire entonces, y solo entonces, es cuando se puede ir a Google a decirle "oiga, borre de su caché esta información porque como puede comprobar ya no existe y/o ha sido retirada por falsa, y ya no tiene sentido a que figure en su base de datos"... y si no lo hace, a denunciar. Estas son las reglas del juego.

Y, ahora que caigo... Si una persona te resulta molesta... mediante el "derecho al olvido" ¿tendrás la opción de "eliminarla"?. De momento "pasa por taquilla" y ya iremos viendo...





viernes, 9 de mayo de 2014

Los perros y los gatos se han perdonado los unos a los otros. Recordando a Lucky Dube.


Lucky Dube (1964-2007) fue un cantante sudafricano que representó lo mejor y lo peor de la etapa posterior al apartheid. Comenzó cantando en zulú tradicional pero enseguida adoptó el reggae como la forma musical que entendía como más práctica para luchar contra el apartheid y llevar mensajes a las masas, y así, llegó a tener reconocimiento internacional. Se le recuerda como "The African King of Reggae" y llegó a reunir en conciertos a noventa mil personas.

Con una dura y enfermiza infancia, sobrevivió (su hermano no pudo) cuando nadie pensaba que lo haría, y le apodaron Lucky precisamente por considerarle afortunado por ello.

En 2007, con 43 años, mujer y siete hijos, fue asesinado en Rosettenville por unos individuos que le querían robar el coche. Su asesinato fue condenado con una intensidad desconocida hasta el momento, tanto en los Medios de Comunicación locales como en los medios políticos.

Sudáfrica quedaba huérfana de este creador de identidad africana y luchador por un mundo nuevo. 


Dube dijo en esta "Juntos como uno":
En toda mi vida
Mi vida completa
He tenido un sueño
Mucha gente odia el apartheid ¿Por qué te gusta a tí?
Hey rastaman, hey europeo, indio... Hemos de unirnos como uno solo. No olvidando al japonés.
Los perros y los gatos se han perdonado los unos a los otros ¿qué nos funciona mal a nosotros?
Todos estos años luchando unos contra otros sin resultado.
Cinco hombres fueron relacionados con el asesinato y arrestados. Fueron condenados a cadena perpetua.







lunes, 7 de abril de 2014

Cambian las reglas en la telefonía... pero lo vas a seguir pagando.



A las videoconferencias de Skype se han venido uniendo servicios de VoIP como las llamadas de Line, los mensajes de audio de Whatsapp -en breve también llamadas- y algunos otros. Ahora aparece Facebook y muchos se frotan las manos porque creen que por fin lo de la telefonía va a reventar con esto de que las llamadas van a ser "gratis"... Error. Las compañías ya saben que no sirve de nada enrocarse porque si lo hacen, la realidad les pasaría por encima. Y eso ya lo han vivido con la muerte del negocio del SMS a manos de Whatsapp y con el fracaso de TU me o Joyn. De hecho, paquetes de mil SMS suelen venir integrados en los contratos actuales.

Las operadoras saben que a partir de ahora todo irá en función de los paquetes de datos. De hecho ya están ofreciendo tarifas planas con llamadas "ilimitadas" (muy pocas lo son en realidad, normalmente, en la letra pequeña especifican que esa "ilimitación" en realidad es un "uso razonable" y suelen indicar que se trata de 7 mil minutos al mes, lo cual, cierto es, no es poco, pero no es ilimitado).

Los que se alegran por el golpe a las llamadas de voz, deberían saber que lo que no paguen por un lado, lo van a pagar por el otro. Las llamadas por VoIP (Line, Whatsapp, Skype,..., ahora Facebook, etc.) en realidad no serán "gratis" porque consumen datos (no digamos ya si se une imagen para videoconferencia) y esos datos, sin duda, se van a pagar. En poco tiempo, los ahora habituales paquetes de datos contratados ofrecen entre 1 y 2 GB, pasarán a necesitar mayor capacidad... y eso, hay que pagarlo.

Ahora bien, lo que sí es cierto es que las "operadoras" están muy preocupadas, pero la razón no son ese cambio que se está produciendo con la extensión de la telefonía VoIP. A eso ya se están adaptando. El verdadero miedo lo tienen por las grandes tecnológicas. Y es que su verdadero temor se encuentra en el momento en que Google y Facebook se conviertan "directamente" en proveedores de datos ¿o para qué se cree la gente que estos gigantes tecnológicos están montando satélites? ¿para llevar "filantrópicamente" internet a todos los rincones? No, llevarán internet a todos los rincones para cobrar por ello, porque para eso son empresas. Ese será el día en que Movistar, Vodafone, Orange, AT&T, etc., etc. deberían echarse a temblar... aunque en realidad creo que ya lo están haciendo. 


miércoles, 5 de marzo de 2014

Oviedo y el carbayón.

El Carbayón en 1862 (foto por Jean Laurent) en la por entonces todavia inexistente calle Uría
Hacia 1865, un vendaval azotaba la ciudad, tumbando una treintena de árboles del campo San Francisco, uno de ellos, un portentoso olmo "negrillo". Fermín Canella mencionaba a éste y al "carbayón": 

«Cayó el negrillo, pero el Carbayón no caerá tan fácilmente: es el árbol secular y sagrado de la ciudad, testigo de todos los acontecimientos de nuestra historia, que, a más vivir con la savia de esta madre tierra, parece que vive con la savia de recuerdos antiguos y de nuestro cariño. Allí está; al extremo del Campo, tocando el pueblo de quien es patrono.» 
Aquel majestuoso "carbayón" (quercus robur, roble -carbayo- característico de la vegetación asturiana) dominaba la zona (unos 10 metros de circunferencia de base, unos 6 m. de tronco, unos 30 m. de altura y unos 38 m. de copa).

Sin embargo el vaticinio de Canella no duró década y media más. La ciudad de finales de los ´70 del siglo XIX creaba un vial (calles Uría y Fruela) de 1 km. que conectaba el centro de la misma con la estación del ferrocarril (al fondo)... y el carbayón se encontraba a su paso.

Fotografía de el carbayón y la calle Uría, muy poco antes de la tala. Fuente desconocida.

El carbayón. Oviedo. Telesforo Cuevas. Grabado. 1878.
Aquel carbayo de 600 años de antigüedad fué considerado entonces por algunos como un estorbo, y se abrió una disputa en la ciudad: los concejales "progresistas" abogaban por su tala (se aducía un mal estado por carcoma, y podría haber en ello parte de verdad), mientras los "conservadores" optaban por mantenerlo. 

Finalmente, y en tercera votación, la comisión de "paseos y arbolados" votó a favor de la tala. Se subastó partiendo de 75 ptas. alcanzando la puja final 192,50 ptas. El 2 de octubre de 1879 el carbayón desaparecía, pasando al imaginario popular en varias formas: por un lado nacía el gentilicio "oficioso" por el que se conoce a los ovetenses ("carbayones"); por otro, tres días después, nacía uno de los Medios periodísticos más destacados del periodismo asturiano, el semanario (y luego quincenal y luego diario) "El Carbayón", en cuyo primer número publicaba:

"Aquí estuvo el Carbayón,
seiscientos años con vida
y cayó sin compasión
bajo el hacha fraticida
de nuestra corporación.
Este pasquín respetad,
si sois buenos ovetenses,
y en su memoria llorad
todos los aquí presentes
por el que honró a la ciudad".



En la actualidad, en la zona donde se encontró en su día el árbol (la ubicación real se estima que se encontraba unos pocos metros adelantado en la actual calzada y sobre una veintena más hacia el Norte, en dirección a la estación de tren) se encuentra una placa conmemorativa, solicitada en 1949 por Paulino Vicente y aprobada por el Ayuntamiento, que reza:



Un año más tarde, y en conmemoración del carbayón, junto al Teatro Campoamor se plantó un "carbayín", rodeado por una verja con la inscripción:
«Como continuador de aquel árbol simbólico que nos dió el título de carbayones, el Ayuntamiento plantó este roble el día XI de febrero del año de gracia de MCML».



Hoy en día nos quedan los recuerdos, en imágenes y documentos, de aquel insigne árbol que dió sobrenombre a los ciudadanos de Oviedo, y que no ha caído en el olvido.

El carbayón, proyección para reproducir su ubicación histórica, en la II noche blanca de Oviedo.
Foto realizada por Mario Rojas para El Comercio. 6-10-2013.






lunes, 17 de febrero de 2014

Nos jugamos el futuro. Se necesitan medidas urgentes para el uso de la tecnología en la Educación



El verdadero retraso educacional, el gran lastre que vamos a arrastrar durante decenios, no se fundamenta solo en recortes o en reformas y contrarreformas ministeriales que ni cuajan por tiempo ni, cuando lo tienen, cuajan por efectividad. Pelearse por el nombre o contenidos de una determinada asignatura, pelearse por el porcentaje de clases que se deben impartir entre los idiomas co-oficiales en España, siendo importante (incluso lamentable, diría yo) es casi ínfimo con respecto al verdadero problema que se avecina: la creciente brecha tecnológica.

Abunda la falsa creencia que nuestros jóvenes y niños, como "nativos digitales" que son, serán capaces de sacarnos de la crisis por la que nos vemos azotados y de la que todavía queda mucho camino por recorrer. Abunda el error de que ellos serán capaces de sustituir con éxito a las generaciones ahora "cuarentañeras" (o más) por el mero hecho de que nos asombramos porque uno de nuestros críos sea capaz de coger un teléfono o tableta entre sus manos y abrir aplicaciones, o porque vemos a los chavales todo el día con la vista puesta en el móvil de última generación "moviéndose" por las redes sociales.

Estamos, una vez más, equivocados, y no queda mucho tiempo para rectificar (estos años de dificultades deberían ser fundamentales). 

Maestros y profesores desmotivados, y un déficit tecnológico en la educación verdaderamente aterrador son elementos de lastre formativo muy peligrosos (algunos pensaban que con firmar un acuerdo con Microsoft y comprar portátiles obsoletos para algunas aulas ya habían dado con la piedra filosofal de la formación del futuro....).

En realidad, nuestros jóvenes utilizan muy pocas herramientas y plataformas, con un uso mal planteado que no es más que una evolución simplista de lo que hace unos años eran los SMS o la incipiente mensajería instantánea de los NetMeeting y su posterior Messenger.

El tecleo rápido que les vemos, no hace sino ocultar una enorme falta de ambición y pereza hacia las nuevas posibilidades que verdaderamente ofrece la tecnología. Todo el tiempo que vemos que pasan con sus móviles, tabletas u ordenadores -y pese a que sus mayores, no "nativos tecnológicos" les pudiera parecer lo contrario- no les elimina de la lista de los iletrados tecnológicos. Creemos erróneamente que el mero hecho de haber nacido en esta época y tener al alcance determinados dispositivos aseguran un éxito en el buen uso de la tecnología... pero nada más lejos de la realidad.

El idioma es importante y el contenido de las asignaturas también, pero mientras nuestros políticos se pelean en esos dos únicos campos, la no incorporación "real" del aprendizaje tecnológico como elemento vertebrador en la formación tanto de alumnos como en un obligado reciclaje continuo de los docentes, así como la falta de motivación en unos y otros, nos están conduciendo hacia un peligroso abismo, el de la utilización de la tecnología como mero instrumento de cotilleo (cuando no para el acoso) pero no el de su uso para el futuro profesional y vital.

El peso del lobby editorial para con unos libros de texto (que en bastantes ocasiones ofrecen toda una serie de "doctrinas" de dudosa calidad) es una rémora de la que deberíamos habernos desprendido ya hace tiempo, y la medida de la compra de los rápidamente obsoletos portátiles con sus correspondientes licencias de pago por SO se ha demostrado ridícula ya al poco tiempo de su utilización. 

El profesor debe ser un guía en el camino educativo no un repetidor de contenidos estáticos. Debe saber canalizar y dar salida a las inquietudes de sus alumnos, pero ¿cómo va a trasladar a sus alumnos algo en lo que él no cree o algo en lo que no se forma?. Si seguimos pensando que el conocimiento que en la actualidad necesitan nuestros jóvenes se encuentra empaquetado en un determinado libro estamos cometiendo una irresponsabilidad. 

Nuestros hijos deberían estar aprendiendo ya que el conocimiento está en la Red, y el profesorado debería estar dedicando sus esfuerzos a enseñarles a moverse en esa ámbito, a saber buscar y localizar el conocimiento, a "construirlo", a comentarlo y a compartirlo. Y es que, los críos, a partir de 4º de Primaria, se aburren soberanamente con este pobre concepto educacional tardo-franquista que todavía se utiliza en nuestras aulas. 

Pero esto tampoco quiere decir que la solución consista en sustituir el tradicional libro de texto en papel por uno electrónico estático con algunas animaciones y colorines que les permita a algunos seguir cobrando (y a precio más elevado aún) por seguir haciendo lo mismo. Eso tan sólo se ganaría en descanso para la espalda por eliminar peso de las mochilas de los chavales, pero para nada más. Con lo que hay que acabar de una vez es con el "concepto" del libro de texto.

En la práctica, se está sosteniendo el negocio de una serie de editoriales que presionan para que los centros educativos obliguen a los padres a adquirir unos libros que -también de forma obligatoria- deben cambiar cada año bajo el pretexto de tener que realizar algunas actualizaciones. 

La metodología no solo no está siendo la adecuada, sino que en este siglo XXI resulta ya absolutamente perjudicial. Debemos centrar los esfuerzos primero en la alfabetización digital de los profesores para que luego se pueda transmitir a nuestros hijos, para que éstos puedan prepararse de la forma "necesaria" para su futuro profesional. Pero para ello se necesita otra "política" educativa y desempolvar el elemento de interés vocacional que les llevó (o debiera haber llevado) al puesto que ahora ocupan.

Mientras tanto, mientras tengamos a un profesorado desmotivado, desconectado de la Red, que prefiera creer que el libro de texto es la solución perfecta para no tener que preparar nada y poder sentarse cada día en sus clases con tranquilidad; al que le importa un pimiento que tenga alumnos que destaquen en algunas cosas y otros en otras porque en realidad él sólo está trabajando durante un horario y calendario determinado... Mientras prefiera pensar que el final de su jornada laboral está solo a unas horas, mientras no exista una conexión más directa con las familias (algo que proporciona la Red) y mientras piense que los chavales van progresando en la evolución tecnológica por su cuenta..., y mientras la principal preocupación está pasando a ser cómo eliminar la posibilidad de las chuletas electrónicas y la utilización de dispositivos no autorizados en los exámenes, mal vamos... muy mal.

Seguir pensando que ese tecleo rápido y nervioso de los chavales sobre la pantalla táctil de su teléfono sea una señal reconfortante de progreso formativo y que ello les acerque en posibilidades futuras a puestos en la NASA es tan ridículo como irreal e irresponsable. 

El reciclaje tecnológico es imprescindible porque buena parte del profesorado se encuentra ya en la actualidad en total "fuera de juego" con respecto a sus alumnos. Y si no ponemos remedio a eso, el futuro que se aventura es altamente preocupante.

Y este es el momento... que estamos desaprovechando, y que nos va a costar muy caro. Demasiado.

Pero claro, si todo esto depende, fundamentalmente, de quienes mandan, y ellos son los primeros iletrados digitales, ¿qué podemos esperar?.




viernes, 13 de diciembre de 2013

Ascenso a los infiernos (Elevator, Manolo D. Abad)



...El molesto ruido de un chisporroteo se unía a la iluminación deficiente y a otro sonido que no se correspondía al de un ascensor que había sido cambiado semanas antes. Aunque no lo recordase bien, a Nicolás le sonó algo parecido al elevador de la casa de su abuela, un viejo aparato a juego con el vetusto edificio donde vivía. Incluso la arrancada, nada más pulsar el interruptor que marcaba el piso doce, le pareció diferente...

Hablar sobre la creación de un amigo es algo realmente difícil, especialmente cuando precisamente por esa amistad te puedes ver obligado a expresar cosas que no se corresponden realmente con lo que piensas. Sin embargo, en esta ocasión, Manolo Abad (Oviedo, 1968) me lo ha puesto bastante sencillo.

Métase en una cocktelera una parte de alcohol de 40º, una parte trepidante del Scorsese de After Hours (¡Jo, qué noche!), unas cuantas reminiscencias de Hammet y Carver, unas gotas de nocturnidad onírica, agítese bien, sírvase en copa ancha y bébase de golpe.

"Elevator" (Turbulencias, 2013) es una novela corta, la primera de Manolo D. Abad aparecida tras los anteriores libros de relatos "Vasos sucios en la madrugada" (Septem, 2008) y "Viajes al fondo del precipicio" (Turbulencias, 2012). Novela corta por su extensión y estructura, y con ciertos aspectos de relato largo (demasiado para lo que se estila en los relatos y cuentos) aunque en realidad el encasillamiento formal, en este caso, es lo de menos. Lo verdaderamente interesante de "Elevator", a la que podríamos calificar de novela negra sin detectives, son otras cosas.

Ambientada en la noche de Oviedo, "Elevator" se caracteriza por un lado por su estilo directo y realista, con personajes verosímiles que son sentados frente al espejo de los momentos límite algunos, mientras otros muestran ese lado oscuro -no necesariamente malo- que todo el mundo tiene. El tempo es trepidante, encajando a la perfección con los oníricos vapores del alcohol que se destila por sus páginas, como si de una membrana osmótica entre sueño y realidad se tratara.

Una vez que se entra en la historia, uno siente la necesidad y obligación de continuar, y ésta, con su ritmo frenético, se lee en un santiamén. Incluso se echa de menos poder saber más cosas, aunque mantener esa intensidad en una novela de mayor extensión, resultaría sin duda agotador psicológicamente, no ya para el lector, sino también para el propio autor en el proceso creativo. 

Ese estilo directo, así como el intenso ritmo y la extensión no evitan que "Elevator" pueda considerarse una novela "cebolla" y no porque ello tenga relación alguna con los lagrimales, sino porque pese a que no se pierde en muchos detalles ni se anda con rodeos, tras la capa exterior se esconden otras a modo de reflexiones paralelas y posteriores, en este caso sobre los verdaderos leit motiv de la novela: el sentido de la vida, las reacciones ante situaciones extremas, y sobre la muerte y los miedos, y cómo los afronta cada uno.

En resumen, lectura muy recomendable la de "Elevator"







martes, 12 de noviembre de 2013

manolitasolidarias.com proyecto artesanal solidario



Manolitas Solidarias es un proyecto -como su propio nombre indica- solidario, basado en la venta de una línea exclusiva de patucos de bebe ("manolitas") realizados de forma completamente artesanal, cosidos a mano (la elaboración de cada par suele llevar unas seis horas en el taller) y con un compromiso de destinar un porcentaje de las ventas anuales a causas solidarias con los más débiles: los niños. Cada año se publicará la Organización a la que irán destinados los fondos en esa ocasión. 

Estos patucos artesanales y de línea exclusiva, son un regalo ideal para los bebés (y un posterior recuerdo de esa época maravillosa) y pueden servir adornar estanterías, automóviles, etc., con el valor añadido del componente solidario.

A nivel personal, a través de DYSTEC, no he tenido duda en colaborar de forma absolutamente desinteresada en la confección y puesta en marcha de la tienda que esperemos sea una plataforma de éxito para la organizadora y las causas que anualmente vaya apoyando.

Espero y deseo de corazón que, con la colaboración de todos, el proyecto sea realmente exitoso.




martes, 24 de septiembre de 2013

Lo de Rafa, es muy "heavy"



Tras siete casi inacabables meses de baja por lesión de rodilla, Rafa Nadal está a punto de recuperar el puesto nº1 en la clasificación mundial de tenistas profesionales. Hasta el momento 8 Roland Garros, 2 Open USA, 2 Wimbledom y otro Open de Australia. 13 grandes títulos y 60 de ATP


Después de su segunda victoria en el US Open, rechaza la opción de volar en viaje privado en dirección a España, para jugar con el equipo nacional la eliminatoria por la permanencia en la Copa Davis frente a Ucrania. Durante la misma, y vista la poca asistencia de público, criticó abiertamente el elevado precio de las entradas. 

Ejemplo -dentro y fuera del campo- de honradez, humildad, tesón, trabajo, fuerza... Mientras el panorama televisivo español actual está plagado diariamente de "personajes" aparecidos desde la nada hasta los platós de programas que nadan en miasmas y están sirviendo de espejos en los que los jóvenes (y no tan jóvenes) se miran cada día, Nadal continúa de forma callada con su trabajo de apisonadora deportiva. 

Algunos deberían revisarse la vista para poder ver con más claridad.



jueves, 1 de agosto de 2013

Consejos y pasos a dar en caso de pérdida o robo de smartphone o tablet


La pérdida o robo de algún dispotivo móvil (smartphone, tablet,...) supone siempre un verdadero quebradero de cabeza. En verano y de vacaciones fuera del lugar de residencia habitual, mucho más.

He realizado una entrada con las medidas y consejos de seguridad previos y los pasos a dar en caso de pérdida o robo de nuestro preciado dispositivo y todo lo que con él va (correo, mensajes, agenda, contactos, datos bancarios, redes sociales,...).

La he subido a Conocencia y, como siempre, espero que resulte de utilidad.



jueves, 25 de julio de 2013

Consejos de seguridad para los terminales y la información digital de cara a las vacaciones.



Los dispositivos móviles (teléfonos, tabletas, portátiles...) son nuestros aliados tanto en ocio como en trabajo durante la época veraniega, pero también un quebradero de cabeza si los extraviamos o si nos los roban, porque no sólo son un terminal, sino toda la información que el mismo alberga o a la que permite acceder.

No está de más recordar toda una serie de consejos a tener en cuenta de cara las vacaciones. Los puedes encontrar en la entrada que he subido al blog Conocencia. Espero sean de utilidad para disfrutar de mayor tranquilidad. Mucho sentido común y buenas vacaciones.






viernes, 5 de julio de 2013

Medidas de seguridad a adoptar en casa cuando te vas de vacaciones



En esta época veraniega, en la que muchos abandonan durante días o semanas su domicilio habitual, es cuando se producen el mayor número de robos e intrusiones.

Acabo de subir una entrada al respecto, en el que indico una serie de medidas y actitudes que se deben tomar y que espero que resulte de utilidad para librarse de este mal que, en estas fechas, se incrementa hasta un 30%.







martes, 18 de junio de 2013

Consejos para actuar en caso de derramamiento de líquidos sobre un portátil




Consejos prácticos para actuar rápidamente con el portátil sobre el que se ha derramado líquido. Esta incidencia es de las más habituales entre los usuarios (tras virus y fallos de funcionamiento). Antes de darlo todo por perdido, he elaborado una serie de consejos a seguir inmediatamente al derramamiento, y los he subido en Conocencia.

Espero resulten de utilidad.


jueves, 13 de junio de 2013

El desbarajuste urbanístico-logístico cultural (y sanitario) de la ciudad de Oviedo, la ausencia de responsabilidades y la necesidad de un recinto ferial.



En estos días se está debatiendo (una vez más) la conveniencia de mantener o sacar de la plaza de la catedral de Oviedo, los conciertos de las festividades de San Mateo, incluso los ya tradicionales chiringuitos. 

Hay quienes abogan por no moverlos del enclave, otros prefieren sacarlos. Razones, para unos y otros, hay por doquier: los decibelios son perjudiciales para las piedras de la catedral; problemas de seguridad; sumisión con la institución eclesiástica que no quiere que esas celebraciones paganas se realicen delante del templo... Parece que finalmente, los conciertos de mayor entidad serán de pago y se realizarán en la Ería (junto al nuevo Carlos Tartiere), los conciertos de menor entidad se mantendrían en la plaza de la Catedral, y los chiringuitos, de momento se mantendrían (con alguna re-ubicación) en la zona habitual.

Al igual que sucede en Gijón con la Semana Negra, aquel vecindario al que le toque en suerte padecer el ruido, la música y las molestias que generan los recintos festivos y sus visitantes, se queja, no sin razón, de lo que se le viene encima. Y no cabe duda que los decibelios no hacen ningún bien a las piedras de la Basílica-Catedral de Oviedo, pero sobre todo, y quien haya pasado por allí en un momento de concierto relevante podrá corroborarlo, si en algún momento ocurre un problema de seguridad en la plaza, la acumulación de gente en espacio tan pequeño y la configuración de las calles que desembocan a la misma, no son compatibles con las necesarias medidas de seguridad para tan elevado número de personas, y a la hora de necesitar evacuar tanto a alguien en concreto con problemas como a la masa en general, probablemente originará una desgracia de las que tristemente se recordará durante años. Y vivimos en un país en el que lamentablemente sólo se actúa tras las lamentaciones. ¿Quién se responsabilizaría si sucediera una desgracia?

Sin ninguna duda, Oviedo necesita un gran recinto ferial, en las afueras de la ciudad, en el que poder realizar conciertos y festivales, en el que poder instalar las barracas para los niños (en los últimos años, en diferentes festividades incluso no ha habido barracas por falta de acuerdo entre los feriantes y el gobierno municipal) y en el que puedan instalarse los chiringuitos, disponiendo lógicamente de una imprescindible y fluida comunicación por tren y autobuses. De esta manera ningún vecindario se quejaría de ruido, los feriantes dispondrían de un lugar accesible y adecuado y los asiduos de los chiringuitos podrían beber sin las aglomeraciones actuales y sin necesidad de utilizar luego sus automóviles.

Pero es que Oviedo adolece desde hace mucho tiempo (si es que alguna vez la ha tenido) de una ordenación urbanística coherente, y lo grave es que, lejos de aprender de los errores del pasado, se recae en los mismos e incluso se superan, por difícil que esto pueda parecer. 


La Universidad de Oviedo es un claro ejemplo de ello. Dispersa por Asturias en una atomización de Campus que cualquiera que no viva aquí le hace echarse las manos a la cabeza (a los recientes Campus de Barredo en Mieres y de Viesques en Gijón, se unen los de Oviedo en el Centro, en El Cristo, en Los Catalanes, en El Milán, en Llamaquique,...). Una entidad como la universitaria, requiere de una ubicación amplia, diáfana, con campus anexos, alejada de la ciudad, una verdadera "ciudad universitaria", bien comunicada... sin embargo, tenemos lo que tenemos...


¿Y el nuevo HUCA? La construcción mundial que más tiempo llevará el calificativo de "nuevo". Por el tiempo en que es "nuevo" desde que se diseñó y hasta que se inaugure, probablemente será, tras el Monasterio de El Escorial, la obra arquitectónica con mayor dilación temporal. Recordemos que el primer proyecto se remonta a 2001 con un estudio de viabilidad técnica y económica y que su primera piedra se colocó en abril de 2005. Y también batirá otros records, porque pocas construcciones en el mundo han sido "inauguradas" más veces antes de inaugurarse de hecho (placas descubiertas incluidas) que las de este Hospital. 

Cuando se inaugure, prácticamente estará engullido de nuevo por la ciudad. Y todavía no se sabe cuándo podrán articularse todos los enlaces por carretera al mismo. 

Parece que se han previsto 2.200 plazas de aparcamiento. Para un hospital de nueva construcción, que debe durar muchos años, en una ciudad de 200 mil habitantes en expansión, y como hospital central de la Comunidad Autónoma parecen escasos. Pero para escasas las camas. De las 1.200 camas del vetusto hospital actual se pasarán a las 1.039 camas del nuevo. Parece que han supuesto que los avances en la medicina facilitarán la asistencia ambulatoria y que eso implicaría menos ingresos en planta. De lo que no estoy tan seguro es que hayan estudiado la evolución del envejecimiento de la población en las próximas décadas, grupo que a mayor edad, más posibilidades tiene de pasarse más tiempo en las camas hospitalarias (incluyámonos y vayámonos preparando). 

Como estamos hablando de diseño y logística urbanística, no quisiera meterme en la gestión de costes, pero al menos reconozco bastante extrañeza porque apenas buceando un poco en hemerotecas, uno se puede encontrar con que en 2001 el primer estudio de viabilidad técnica y económica en la propuesta de todo un Campus de Ciencias de la Salud hablaba de una finalización en 2010 con un coste de 160 millones de euros y sin bucear demasiado en las hemerotecas, podemos encontrar que en 2008 se hablaba de 266 millones € (con casi 55 millones de sobrecoste al haberse olvidado del aparcamiento),  en 2010 se hablaba de un segundo sobrecoste de 36 millones de € pasando a costar unos 490 millones de €, en septiembre de 2011 ya se hablaba de 1.600 millones de €, tres meses más tarde ya se hablaba de 1.733 millones de €,... casi vale más no seguir mirando y debamos encomendarnos a lo que cada uno estime más conveniente para que se inaugure pronto porque esta forma preocupante de subir sobrecostes podría no tener fin.

Esta faraónica obra es, además un misterio en sí misma: los arquitectos que ganaron el proyecto  misteriosamente renunciaron a la dirección del mismo; la UTE constructora ralentizó extraordinariamente las obras hasta que se admitieron los sobrecostes (extrañamente el Principado no penalizó a la constructora por el más de año y medio de retraso),... ¿Quién se responsabiliza de la desastrosa planificación técnica y económica del proyecto que ha llevado los costes hasta los extremos mencionados?.

Pero no acaba todo ahí, porque parece que la Facultad de Medicina (la única que tiene verdadero sentido de estar fuera de otros campus), tras bastantes discusiones, parece que ha habido acuerdo para que se traslade a la zona del Hospital. El problema parece venir porque, si mis informaciones no son equivocadas, es posible que no haya sitio para toda la Facultad... ¿Alguien se imagina lo que puede ser, para un alumno con asignaturas de varios cursos, que tenga que moverse de un extremo al otro de Oviedo? ¿y para un profesor Médico?.

Dentro de aproximadamente una década, cuando comencemos a lamentarnos de que el nuevo hospital se quede pequeño ¿Quién estará para responsabilizarse de lo que están haciendo ahora?. ¿Y qué "idearán" para el espacio que dejará la actual ubicación del hospital de Oviedo?.



El Campo de Fútbol de Buenavista, Carlos Tartiere, desde su inauguración en 1932 y hasta su traslado en 2000 a la actual zona de la Ería es uno de los ejemplos más claros de mala ubicación y peor diseño. 

Si se tiene que facilitar el movimiento de treinta mil personas, no se puede construir un estadio dentro de la ciudad, sino que debe alejarse de ésta y dotarle de servicios y buenas comunicaciones. Sin embargo se "plantó" donde ahora se encuentra, como si su ubicación hubiera sido decidida alegremente lanzando una lenteja sobre un plano de la ciudad, con muy malos accesos, deficientes comunicaciones y un aparcamiento insuficiente.

Con 8 mil millones de pesetas se construyó el actual estadio, empozado y con graves problemas de drenaje. Si se decide disponer de un césped natural, resulta obvio que éste necesitará luz, pero su diseño, con una cubierta y orientación que impide que ésta pase, y -especialmente en invierno- las heladas y consecutivos charcales, dejan el césped impracticable durante buena parte del año. ¿Algún responsable de estas decisiones?.


Situado donde se ubicaba el anterior campo Carlos Tartiere hoy se levanta esa mole que acoge en su interior el Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo, el Centro Comercial Modoo, el Hotel Ayre y numerosas oficinas de diferentes Consejerías del Gobierno del Principado de Asturias.

Santiago Calatrava utiliza una estética que me llamaba la atención en los años 80 y 90. Su posterior repetición hasta la extenuación y la enorme cantidad de problemas que comenzaron a acompañar a sus obras cambiaron mi perspectiva sobre el profesional y sus producciones. Sin entrar a valorar artísticamente la construcción, ni a su arquitecto, ni los costes (superaron los 350 millones de €) sí se puede decir con claridad que la grandiosidad del diseño se ha visto menospreciado por el encorsetamiento en el solar donde ha sido ubicado. El volumen y características de esta obra requerirían de un gran espacio diáfano alrededor, que permitiera apreciar la estructura en perspectiva. Actualmente, cualquiera que se acerque a la construcción por cualquiera de las calles adyacentes, no puede valorar la obra en su conjunto.

En la actualidad, resoluciones judiciales han condenado al afamado arquitecto valenciano por la falta de dirección de la obra que ha conducido a que la visera de costillas no pueda moverse, ni a las dudas razonables que han aparecido en cuanto a la seguridad. 

De todas maneras, el Palacio de Congresos de Oviedo (seguridad aparte) adolece un grave problema: la inexistencia de un espacio adecuado para la celebración de Salones y Ferias

Por tanto, y de esta manera cierro el círculo iniciado con los conciertos mateínos, ésta es una razón más para señalar que Oviedo necesita un gran espacio en las afueras como recinto ferial. Un espacio muy bien comunicado y con funcionalidad multiusos, con una gran parte al aire libre, en la que albergar festividades (barracas, chiringuitos, conciertos) y otra parte cubierta, para -como complemento al Palacio de Congresos- poder acoger la organización de Ferias, Salones y Exposiciones. Lo ideal sería que estuviera anexo al Palacio de Congresos, pero eso ya no va a ser posible. ¿Quién le va a poner el cascabel al gato?.

Y es que nos encontramos en el siglo XXI, pero para muchas cuestiones, todavía parece que la heroica Vetusta continúe durmiendo la siesta.